DIARIO LA NACIÓN

El panorama teatral de Buenos Aires abunda en obras dramáticas, de varía imaginación, de densa y compleja trama, que obligan al debate y al pensamiento; por eso, siempre es bienvenido un espectáculo de Los Amados, el excelente grupo musical que combina humor y romanticismo tropical desbordante de amor, celos y venganza.

 

Este verano, reponen La cumbancha de Agustín Lara en el Teatro 25 de Mayo. El líder del conjunto, «Chino» Amado (Alejandro Viola), pone las cosas en claro desde el comienzo cuando cita a Lara: «Soy  cursi, me gusta ser cursi y no voy a ocultarlo». Los títulos lo ilustran: «Perversa», «Coqueta» y, naturalmente, «María Bonita», dedicada a María Félix? El público se ríe o sonríe durante toda la función. El ambiente íntimo, por momentos familiar, en el que el recuerdo tiene un papel muy importante, alcanza su ápice  cuando, hacia el final, el «Chino» les propone a los espectadores que en los pasillos de la sala se pongan a bailar los temas que él interpreta. Y el público se precipita a los corredores para abrazarse al ritmo y las palabras de Lara. El «Chino» con su jopo monumental, los contempla radiante en su trono de almíbar, veneno y aplausos.

 

Esto se cerrará en 0 segundos